Saltar al contenido
❶ Blog Ciclismo Buen Pedaleo TWE- Ropa Ciclista Mujer Spinning
MTB

Veinte razones por las que necesita una bici nueva de MTB

Consejos y tips para comprar bici nueva mtb

En este artículo de mountain-bike-action sobre «Veinte razones por las que necesita una bici nueva» te presento de manera divertida pero didáctica lo que puede ser el proyecto para la compra de una bici nueva de MTB. Algunas de las situaciones descritas también son válidas para una bici de ruta.

Veinte razones por las que necesita una bici nueva
Veinte razones por las que necesita una bici nueva

Hay un amigo de la bici de montaña de con el cual se venía muchas veces como invitado a nuestras salidas en bici de montaña. Es un tipo con mucho talento que hace caballitos por tramos de senderos que inspira cierto miedo en el resto de compañeros. También es divertido estar con él, dentro o fuera de la bicicleta. ¿El problema? Monta en una cacharra rígida con más de 15 años que nunca ha visto ni en pintura ninguna clase de mantenimiento.

Los que suelen acompañarlo han sufrido toda clase de problemas, desde cadenas rotas, manillares doblados, cambios de velocidades cortados, ruedas con tacos arrancados a cuadros torcidos.

Todo queremos sacarle el máximo rendimiento a la vida de los componentes que monta nuestra bici, pero montar piezas sin ningún tipo de fiabilidad simplemente no es divertido.

El ciclismo de montaña es un deporte de velocidad y precisión. Si has descuidado el equipo el tiempo suficiente, podría ser más fácil empezar de nuevo. A continuación os presento 20 situaciones en las que una nueva bicicleta podría tener sentido.

1. En el taller apodan a tu bici como «La pesadilla «

De hecho, tuvimos una bici con este apodo que ya se ha vendido. Si realmente lo pasas mal cada vez que vas a hacer una salida con tu mtb, si la mecánica te ha dejado tirado alguna vez o tiene pinta de que lo vaya a hacer muy pronto, tal vez sea el momento adecuado para una actualización completa.

2. El tubo de dirección es de 1″

El estándar de tubo de dirección ha sido 1 1/8 de pulgadas durante años, y ahora el estilo cónico (1 1/8 a 1 1/2 pulgadas) está de moda. Si tu bici ha sido diseñada para usar tubos de horquilla de 1 pulgada, el sistema de funcionamiento ya no es compatible. No se puede adaptar un tubo de dirección de 1 pulgada en un horquilla actual. Es un ajuste a presión de una sola vez. Te puedes ahorrarse la llamada telefónica al fabricante horquilla, conseguir una bici nueva y disfrutar de la vieja como globero.

3. La cadena nunca ha sido cambiada

Las piezas involucradas en la transmisión y el engranaje de marchas suelen sufrir un desgaste general y homogéneo. Las piezas de repuesto de los mecanismos encargados de transmitir la potencia van emparejados. Con el tiempo la cadena y los engranajes sufren un desgaste que hace que no pueda ser sustituida una unidad solamente.

Si cambiamos de cadena solamente, o bien lo hacemos de los piñones, el desgaste de un elemento va a hacer que entre ellos no haya un buen emparejamiento y la cadena tienda a saltar en algunas de las marchas.
Además, si esto ocurriese, podríamos apostar a que los cambios de velocidades, las palancas de cambio, bielas y pedalier también han vivido lo suyo y han cumplido ya con su vida útil.

4. Los componentes están de exhibición en un museo MTB

La mayoría de las empresas mantendrán el servicio de mantenimiento de repuestos durante cinco o más años después de dejar de fabricar un producto. Si ya ha pasado ese punto, es probable que no merezca la pena estar buscando repuestos en eBay para intentar salvar al dinosaurio.

5. Hay un crujido para diagnosticar

Un crujido en el cuadro cada vez que pedaleamos (flexado) podría ser muy fácil una fisura en uno de los tubos que acaban en la caja de pedalier; también podría ser cualquier otra cosa, incluyendo un tornillo suelto de la suspensión. Además, si estás tratando de actualizar el cuadro para sustituir las piezas más actualizables, es muy probable de encontrar más problemas de compatibilidad de los que te puedes imaginar.

6. La bicicleta era propiedad de un ex corredor profesional

Al principio era una historia muy interesante y chula para comentar con los compañeros, pero Aaron Gwin poseía su bicicleta en primer lugar, es bastante probable que le diese una vida bastante dura. Los corredores de cualquier nivel son conocidos por ser duros con el equipo. Puedes empezar a contar las piezas de la bici que tienen una vida más corta y ya necesitan sustitución.

7. Estas pensando en un nuevo trabajo de pintura

Pintar una bici es difícil, pero volver a pintar una bicicleta es todavía mucho más difícil. La falsa idea de que puedes quitar todos los componentes del cuadro y dejarlo limpio para la mano de pintura no es ta fácil como probablemente esté ocurriendo en tu mente. Probablemente vas a necesitar algún tipo de utillaje especial, tanto para el desmontaje como para el posterior montaje.
Se trata de una tarea realmente dura a la que hay que dedicar muchísimo esfuerzo y cuidado.

8. Crees que puedes actualizar a frenos de disco

Así que quieres frenos de disco, pero en ese caso necesitas llantas nuevas para hacerlo. Si ya solucionaste lo de las ruedas nuevas, que también podría obtener las versiones que pasa el eje. Vas a necesitar un nuevo cuadro y una horquilla para apoyar a aquellos, sin embargo, ir hacia la tienda para una bici nueva no sería una mala idea.

9. La compañía fabricante ya no existe

Disfrute de su bici mientras dure, pero si el fabricante de la bici ha sido adquirido, absorbido o simplemente ha cerrado, se puede esperar un serio dolor de cabeza cuando trate de localizar los repuestos. También casi puedes tirar la garantía por la ventana. Las empresas que han ido hacia abajo o han sido adquiridas no tienen ninguna obligación legal de cumplir con la garantía.

10. Mantenimiento básico como los cables del cambio no bastan

Un nuevo cable de cambio debería solucionar la mayoría de problemas de falta de precisión a la hora de apretar el gatillo. Si no es así podría ser problema de la transmisión. Puede ser necesario cambiar los desviadores, el casete y la cadena.

11. Se ha estrellado más veces que las bicis de Josh Bender :

Si nunca antes viste las caída por precipicios de ese loco que se deja caer por despeñaderos de vértigo, normalmente terminan en crasch, Hay un vídeo con algunas de sus actuaciones al pie de este artículo.
Ni que decir tiene que una bici sometida ante tan tremendo esfuerzo sus días de vida útil son más bien escasos.

Veinte razones por las que necesita una bici nueva
Veinte razones por las que necesita una bici nueva

12. La horquilla lleva años sin mirar

Las horquillas necesitan un mantenimiento periódico cada temporada como mínimo. Si nunca le has prestado atención y llevas montando en la bici por uno dos años, entonces es muy probable que la misma tenga algún tipo de daño interno por falta de mantenimiento.

El problema más común es el desgaste del buje, porque los puntales se ajustan a la corona con un ajuste a presión de una sola vez, lo que significaría la sustitución del conjunto manillar-corona-barra. Se trata de una reparación costosa, por lo general alrededor de la mitad del costo de la horquilla, que puede valorarse perfectamente como el valor de reventa de toda la bicicleta.

13. Problemas en el cambio cuando todo parece correcto

Todo está perfectamente alineado y en su sitio cuando la bici se sube al banco de trabajo. Pero en cuanto nos subimos sobre ella y le aplicamos esfuerzo, ¡pop! Esto podría ser el tren de transmisión desgastado o el núcleo de la rueda libre. De cualquier manera, es costoso.

14. El cuadro está desalineado

Echa un vistazo a la holgura de la rueda trasera. Si tiene vicio de irse hacia un lado, comprobar la inclinación lateral, y si la tiene, tu cuadro probablemente esté desajustado.

15. No se encuentran repuestos porque es demasiado vieja

La Fox Alps 4 shock fue la tope de gama. Se montaron en bicicletas como la Trek Y-Frame y la Cannondale Raven. Hoy en día es casi imposible encontrar piezas de repuesto para ellos.

16. Su geometría es de otra época

Las nuevas geometrías de cuadros actuales resulta mucho más divertidos en la conducción. Manillares estrechos y geometrías súper empinadas son una cosa del pasado.

17. Resulta imposible alinear la rueda

Si la tensión de los radios está al máximo en un par de puntos y aún así las rueda no quedan bien alineadas. Las llantas de las ruedas van acumulando golpes y tensiones que las va deformando hasta un punto en el que resulta imposibles llevarlas al punto óptimo de alineado. Ha llegado el momento de cambiar como mínimo las llantas. Mejor aún toda la rueda para evitar sorpresas con la fatiga de material del resto de componentes.

18. Una actualización vale más que toda la bici

Colocar una nueva y flamante horquillas de $ 1.000 (~725,00 €) no tiene demasiado sentido en una bicicleta de los años 90, simplemente no están en la misma línea. La mejor idea es que todos los elementos de la bici estén conjuntados y pertenezca a la misma línea de calidades y generación tecnológica. En el caso de la horquilla probablemente sea la mejor de las escusas para cambiar toda la bici.

19. Pesa más que una bici de descenso actual

Hemos visto bicis de Down Hill que pesaban menos de 13,5 Kg. Las bicicletas más ligeras son más divertidos de conducir. Si tu bici tiene poco o nada de suspensión y todavía pesa más de 13,5 kilogramos, sería un buen momento para actualizar.

20. El casete es de 8 velocidades

Los casetes de ocho coronas antaño eran balas. Eran mucho más duraderos y menos fastidioso que los sistemas de nueve velocidades de primera generación. Sin embargo, la tecnología de ocho coronas es de la era Clinton, y las piezas son muy difíciles de encontrar. Montar que una unidad de engranajes con un casete de 10 engranajes nunca volverá.

Quieres una bici nueva

Y para terminar, aunque esta no sea una razón de peso, «El día de la bici nueva» es el mejor día del año y puede ser tal día como hoy mismo. ¡Buen pedaleo!

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES - DEJA TUS DUDAS EN LOS COMENTARIOS