Y si no es por la «encerrona» que le hizo el año pasado el tour por ése más que dudoso «doping» con el temor de que les avergonzara aún más, el de éste año se le habría llebado sin problemas. Pero calma, el año que viene….VENDETTA. No sé que será peor, si Contador «normal», o CABREADO (a ésta última vuelta a España me remito). SALUDOS

Responder