Saltar al contenido
☑️ Blog Ciclismo Buen Pedaleo TWE- Ropa Ciclista Mujer Spinning

Bicicleta sin cadena

Cambios infinitos sin necesidad de platos

La stringBike es un tipo de bicicleta sin cadena muy especial que utiliza un sistema de cables de alta resistencia para transmitir la propulsión del ciclista hacia la rueda trasera.

Bicicleta sin cadena
Bicicleta sin cadena

Es esta una de esas noticias que me alegra doblemente porque de toda las partes que tiene mi estimada bicicleta, la cadena es con diferencia la que más antipatía despierta en mi persona.
Si no la engrasas se oxida, siendo la principal fuente de pérdida energética de todos los componente que lleva la máquina. Si te pasa de engrase se convierte en una «cosa» tremendamente sucia y fuente de manchar por donde quiera que se deja a su portadora.

Efectivamente, creo que no veremos este verano correr el Tour de Francica con este invento, pero apuesto a que no han de pasar muchos años para que éste u otro sistema parecido acabe ya de una vez por todas con la agonía de la cadena.
Ah, se me olvidaba, es un componente que ha evolucionado relativamente casi nada, y tiene un peso nada despreciable en relación a su tamaño, y es el elemento que más mantenimiento reclama con excepción de los neumáticos.

La bicicleta sin cadena usa dos de estos cables unidos a poleas, que se mueven a su vez en unos triángulos redondeados a medida que pedaleas. Los triángulos reemplazan el sistema de discos redondos tradicionales, y se pueden instalar versiones diferentes dependiendo de tus necesidades.

La posición de los pedales determina dónde están los discos, de forma que se mueven en direcciones opuestas. A su vez, los cambios más pesados o livianos se obtienen dependiendo de la posición de la polea: más arriba o más abajo.

Me queda la duda de si se puede ejercer tracción durante todo el ciclo del pedaleo. Los actuales sistemas basados en biela y plato con cadena, sí que pueden producir energía motriz durantes los 365º de su recorrido, siempre que vayamos provistos de unos pedales automáticos y las zapatillas adecuadas.
Es este un punto que no me queda claro hasta que no pueda ver por mí mismo el invento si es posible el pedaleo redondo en este tipo de bicicleta sin cadena. Deseando estoy de probarlo ya.

La patente de la bicicleta sin cadena  es de un empresa húngara, Schwinn-Csepel, y según afirma, los primeros modelos con este sistema saldrán al comercio ya mismo.  Sería un modelo de paseo y otro todo terreno.

Además en el sistema de bicicleta sin cadena es posible calibrar la carga de cada pedal de forma independiente, lo que tendría muchísimas aplicaciones en terapias de rehabilitación.  Otra gran ventaja es que el cambio es «continuo», y no produce esos saltos que produce la cadena, especialmente cuando cambiamos de plato.

Una curiosidad del nuevo sistema, al que hay que acostumbrarse durante el uso, es que al pedalear hacia atrás la bicicleta se mueve hacia adelante. Cada vez me están entrando más ganas de ver un cachivache de estos.
Actualmente el sistema de bicicleta sin cadena se encuentra en la fase de mejora y presentación en ferias del sector para su comercialización. El precio actual está sobre los 2.000 euros, pero es de presumir que en un futuro se abarate con la fabricación en serie.