Volver a entrenar tras un tiempo inactivo

Cómo tener éxito como ciclista reincorporado

En este artículo te voy a mostrar algunos trucos y tips para las personas que una vez practicaron ciclismo pero por alguna razón lo han dejado por un período muy prolongado de tiempo. Volver a entrenar tras un tiempo inactivo. Felicidades por volver a estar en la bici ¿No es genial para sentir la libertad de la bicicleta una vez más, como en los buenos viejos tiempos? Como dice el refrán, «una vez que se es ciclista, siempre será ciclista»: La pasión nunca muere. Pero volviendo a la cuestión de la bici y la transición de un largo descanso o inactividad puede tomar tiempo en adaptarse de nuevo al exigente pero mágico mundo del pedal. El error más grande de todos es pensar sólo tiene que coger la bicicleta de antaño, y andar como en los viejos tiempo, sólo para ser abofeteado y magullado en tu ego por la dura realidad, nos damos muy pronto cuenta de que realmente de que estamos fuera de forma y nuestro cuerpo reacciona torpemente a estímulos y obstáculos en los que antes ni nos dábamos cuenta que existían.
Volver a entrenar tras un tiempo inactivo

Volver a entrenar tras un tiempo inactivo

El punto clave aquí es escuchar a tu cuerpo y dar progresivamente un paso a la vez: la condición física vendrá a ti y lo hará; tratar de perseguirla forzando tu estado físico de forma desordenada y a la desesperada sólo hará del entrenamiento una tortura de la que probablemente sagas quemado física y mentalmente. Aquí hay algunos consejos sobre lo que puede esperar cuando vuelves a «ensillar» después de un largo descanso:

Aspectos que probablemente hayan cambiado

El aumento de peso: Volver a entrenar tras un tiempo inactivo. Si has estado fuera por mucho tiempo, entonces lo más probable es que con bastantes posibilidades, haya habido un aumento de peso significativo. Los meses de inactividad y haber seguido la misma dieta o parecida a cuando estábamos activos puede tirar al traste nuestra grácil figura de antaño. Sentado en un escritorio durante largos períodos de tiempo, simplemente va añadiendo nuevas y pequeñas acumulaciones diarias de pequeñas cantidades de peso que con el paso de los días/meses hacen que la báscula se dispare. Sus primeras salidas van a hacerle ver que algo ha cambiado en el caminar y el pedaleo de la bicicleta: Pero por ello no renuncian a su bicicleta. Habrá que cambiar de mentalidad y esperar de forma progresiva cómo el peso va disminuyendo gradualmente a la vez que mejora nuestro estado de forma. Esta es su llamada de atención para tomar acción y hacer algo al respecto, es decir: volver a salir regularmente y a la hora de sentarnos a la mesa tomar las porciones ligeramente más pequeñas. Aquí lo más importancia es la persistencia, enfocarnos en el ejercicio y prestar un poco de cuidado en la alimentación sin necesidad de obsesionarnos. El ejercicio físico hará su trabajo, así que enfoquémonos nuevamente en lo importante y dejemos que los accesorio se cumpla por añadidura. Perdió gimnasio: Si corriste en los buenos viejos tiempos, y luego mirar hacia atrás en ‘lo en forma que solía ser puede ser una «realización» miserable de lo mucho que has perdido. Al menos como un verdadero principiante que está en muchos aspectos averiguar cómo es el ajuste que ‘podría’ ser, sino como un ciclista de nuevo vendrá, uno tiende a mirar de nuevo a su estado de forma «que solía ser». Mirando hacia atrás y ‘comparar’ es donde es fácil llegar desmoralizados y perder la fe en uno mismo. Tienes que aceptar que ha perdido todo el gimnasio y va a tener que construir de nuevo a partir de cero, al igual que un principiante, volver a hacer los reajustes necesarios para volver lenta y progresiva al estado en que nos encontrábamos antes del parón. No obstante tengo que advertirte que los músculos tienen memoria. Una vez rota la inercia de los primeros días, llega un momento en el que el cuerpo empieza a progresar mucho más rápido que lo haría una persona que nunca ha hecho ejercicio. Pero esto es algo que nunca debes forzar buscándolo deliberadamente. Es mejor que el proceso ocurra espontáneamente de forma natural. La percepción de peligro: Descenso en bicicleta. Ruta o mtb. Los niveles de habilidad se volverá casi a cero cuando vuelva a montar en bicicleta. Por ejemplo, esperar que tus habilidades haya disminuido para percibir el entorno y actuar en consecuencia de manera rápida y eficaz. Estamos en el ahora, donde de nuevo hay que pulir las percepciones de peligro, el cálculos de distancias y ángulos. Por esta razón, debe decender más lentamente para dar cuenta de la pérdida de la habilidad. Además, te encontrarás rápidamente a montado en medio del tráfico durante las primeras salidas, cuando antes se utilizaba para acabar con él con plena confianza, como un servicio de mensajería especializada! Con el tiempo, estas habilidades van a volver. como sé por experiencia, cuanto más lo haces estas cosas, mejor cualificados a convertirse de nuevo en realidad muy rápidamente. Dale tiempo y sigue practicando. No menos entrenamiento durante la semana: Volumen total de entrenamiento (la cantidad de ciclismo que haces a la semana) será mucho menor de lo que solía ser en los viejos tiempos. Es evidente que el estilo de vida juega un papel muy importante aquí. A medida que avanzamos a través de las diferentes etapas de nuestra vida, también lo hace el tiempo disponible que tenemos que comprometernos con el ciclismo. No es la «edad» ni nada por el estilo, es simplemente que la vida se llena más y sus responsabilidades y prioridades han cambiado. Deberías emplear menos tiempo de entrenamiento, pero tienes que aprender a entrenar más inteligente. Se puede estar en plena forma con menos volumen de trabajo. Sin embargo vas a tener que ser:

Cosas que probablemente se mantiene igual

Posición de la bici y el estilo: Volver a entrenar tras un tiempo inactivo. Es posible que haya encontrado en sus primeros paseos en bicicleta de nuevo lo fácil que era llegar a la posición original de la bici y el estilo desde donde lo dejaste! Curiosamente, cuando volvamos a la bici después de un largo descanso (sobre todo la misma bici) se siente como si nada hubiera cambiado. Sin embargo recuerda que, como se mencionó anteriormente, no dejes que eso te engañe haciéndote creer que está tan en forma como lo estabas antaño. Competitividad: Si siempre has sido competitivo, la competitividad no se va a ninguna parte y sin duda no envejece. Con el fin de tomar ventaja de ello! La competitividad es la parte divertida de montar en nuestras bicicletas: la carreras con un amigo en una colina nunca va a cambiar. Si la competitividad está dentro de ti, significa que está vinculada a la pasión de montar en bicicleta y nunca morirá. ¡¡Disfruta!! La frecuencia de entrenamiento y recuperación: Encontrarás las primeras salidas que resultan enormemente agotadoras, sin embargo una vez pasado el primer mes, el tiempo posterior posterior se puede encontrar la frecuencia de entrenamiento y la recuperación de la rentabilidad de entrenamiento para lo que solía ser. La velocidad de recuperación varía de un ciclista a otro, pero con un año de distancia no siempre significa que su cuerpo de alguna manera se ha ralentizado el ritmo de la recuperación. Lo más probable es que se hagan demasiadas cosas demasiado pronto. Escuchar la voz interior que decía ‘descanso’ y la condición física es algo que se irá adquiriendo poco a poco y volver a retomar el equilibrio entre trabajo y recuperación es una habilidad que vendrá más pronto que tarde. Una formación «modelo»: Este es el modelo del cuerpo de todos los años que pones sobre la bici previamente. No importa cuánto tiempo hace que montas en bicicleta. Esto significa que su cuerpo débil «recuerda» sus movimientos y la adaptación a lo que hizo anteriormente. Este anteproyecto no va, es como un «impreso» de la edad que tengas. Este modelo es difícil de explicar, pero todo lo que puedo decir por experiencia es que está ahí y va a acelerar su reaparición a la forma. Esto está en contraste con un principiante, que puede necesitar mucho más tiempo para obtener el mismo nivel de estado de forma. Experiencia: Uno de los grandes beneficios al volver al ciclismo cuando estás «mayor» o has estado mucho tiempo alejado de él, sobre todo si usted fuera un corredor anteriormente, es que la experiencia no se ha degradado. Simplemente comienzas como un ciclista recien nacido pero con una cabeza sabia tal como eras con anterioridad. Cuando recibes tus anteriores aptitudes, encontrará que puedes vencers a los jóvenes con bastante facilidad. ¿Por qué? Como si roso este tiempo no hubiera transcurrido, tu experiencia sobre la bici en general sigue siendo exactamente la misma, y ello es lo que cuenta sobre los que acaban de empezar de cero. Date cuenta de la curva de aprendizaje de lo que sería un ciclo real en un nuevo corredor. Realmente lo que hace a un corredor exitoso no es sólo las aptitudes física, sino el cúmulo de los pequeños detalles aprendidos a los largo de los años los que marcan la gran diferencia entre un vencedor y el segundón. Sólo por esta razón, tú puedes utilizar la experiencia llena de habilidades, tácticas y técnicas para vencer la curva de envejecimiento sobremanera. Simplemente usa tus activos de corredor experimentado y a disfrutar del mejor deporte del mundo. Pasión: Como he mencionado anteriormente, una vez que eres ciclista, ya eres ciclista para siempre de alguna manera u otra para siempre. A medida que envejecemos, cambiamos la perspectiva y tenemos diferentes puntos de vista sobre esa pasión. Estoy encontrando ahora que dar consejos y ayudar a que otros ciclistas aprendas las habilidades que yo he adquirido a lo largo de más de treinta años de experiencia son todo un aliciente para mí. Aún así nunca he perdido la frescura y la pasión que supone la alegría de descubrir nuevas rutas, conseguir el aire fresco en la cara y engranar una nueva marcha más corta para subir la próxima subida conde hallaré la plena sensación de un logro nuevo conseguido. Palabras finales: Regresar al ciclismo después de años fuera puede ser un shock para todo el sistema, mental y psíquico. Por esta razón, se hace necesario adaptarse a los nuevos límites y mantener una actitud mental positiva. Disfruta desde el primer momento de el reencuentro con las viejas sensaciones físicas. La mente juega un papel importante, como en casi todos los órdenes de la vida. Usa tu inteligencia para avanzar y sorprenderte a ti mismo con las nuevsa marcas que poco a poco vas consiguiendo. Usa tu mente como aliada para ayudarte en los pequeños escollos que sin duda te pondrá la vida y ¡¡bienvenido/a de nuevo!! ¡¡Buen pedaleo!!

Libros recomendados sobre planificación y entrenamientos

Planifica tus pedaladas
Planifica tus pedaladas btt
Planifica Tu Gran Fondo: Entrenamiento Ciclista para Marchas y Carreras ciclistas de Gran Fondo (Planifica Tus Pedaladas nº 4). Con el libro Planifica tu Gran Fondo, te prepararás para cualquier prueba de gran fondo ciclista que tengas como objetivo. Las carreras de Gran Fondo ciclista son las pruebas de un día más exigentes y apasionantes. En este libro hemos preparado las tablas de entrenamiento necesarias para tu entrenamiento, ya sea basado en potencia o pulsaciones o incluso con rodillo si te falta tiempo para prepararte para la prueba.
[related_posts]

Comparte con tus amigos “Volver a entrenar tras un tiempo inactivo” pulsando tu botón favorito.

Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

7 comentarios

  • Juan Pablo Lopez Avendaño says:

    José gusto en saludarle desde Colombia. Yo practicaba ciclismo de alto rendimiento a nivel departamental por cuestiones de la vida cuando me retire iba a cumplir 18 años cuando ya me estaba dando fruto el deporte, a ello me refiero que me derrumbo el entorno y el golpe psicológico del momento el cual sufri tanto por dinero para el deporte, como alimentación y competición. Ahora después de 3 años y medio quiero volver a intentarlo pues siento que me quedó una deuda que no he saldado, a lo cual quisiera llegar al nivel obtenido anteriormente donde pude estar codo a codo con los ÉLITES DE COLOMBIA. y siento que debo volver a mi sillín, zapatillas, y mi bici… a saldar lo que deje pendiente de hace 3 años. y volver a enorgullecerme de mi mismo y a los que me brindaron su APOYO INCONDICIONAL.

  • Emilio says:

    He estado ocho meses sin subirme en la bici. Mido 1’91 y estaba justo cuando la dejé en 87 kilos. Sin comerlo ni beberlo (aunque la verdad es que comer y beber posiblemente me haya pasado varios pueblos) me he plantado en 106 kilitos de nada. Hace tres semanas ahora empecé a coger la bici, poco a poco. Con sesiones de hora y media y no más de 35-40 kms, Cada vez tardo menos en hacer los recorridos y ya voy por 100 kilos. Voy aumentado progresivamente el kilometraje, los desniveles y el esfuerzo. Sin embargo me está costando muchísimo y hago un esfuerzo de voluntad tremendo para salir cada día (descanso uno a la semana) ¿algún consejo?

    • JoseSalva says:

      Me gustaría saber si cuando dices «me está contando muchísimo», a qué haces referencia realmente.
      Porque yo entiendo que hay dos clases de obstáculos bien distintos: la motivación psicológica, que en ocasiones hacemos un mundo con eso de subirnos al sillín y dar el primer paso.
      El otro obstáculo es puramente físico. Ëntendiendo con ello alguna discapacidad o el cumplimiento de la edad. Con los años es lógico perder facultades, pero bien entendido hay que darse cuenta que con 60 años vamos a ser mayores tanto si nos quedamos tumbados en el sofá o dando pedales.

      Para la problemática de la motivación, cada maestrillo tiene su librillo. Hoy en día es muy fácil hacernos con una buena colección de vídeos motivacionales que nos pongan como una moto antes de hacer una salida en bicicleta. Es importante puntualizar que cada personas es única y que cada uno de nosotros nos movemos por motivaciones distintas. En todo caso creo que la idea ha quedado bastante clara.

      En relación al esfuerzo físico y la pérdida de facultades debidas a la edad, medicación o simplemente una discapacidad, es importante hacernos examen de conciencia y darnos cuenta que nosotros no tenemos que competir con nadie. Que a la única persona que debemos batir es a nosotros mismos.

      Realmente si tomamos la temática con cierta perspectiva creo que está bastante claro que al final todo es cuestión de psicología y filosofía.
      El ciclismo no es sólo dar pedales, es algo mucho más grande, una forma de vivir y de pensar.

      No sé si habré resuelto tus dudas…

      Saludos Emilio!

  • Daniel says:

    Gracias, es mi caso totalmente. Solo me falta la motivación! 😉

  • sandra gomez says:

    mil gracias por la información! yo soy ciclista! digo SOY porque a pesar de haberme retirado un tiempo, mi condicion de ciclista no la quiero cambiar! me encanto el Artículo!! muchas gracias y éxitos!! 🙂

    • Fantástico Sandra.
      Yo también estuve 20 años sin practicar el ciclismo y siempre me consideré ciclista.
      Lo que uno es depende de lo que haya en la mente, no en el exterior.
      Vuelve pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.