Ropa de ciclismo para frío extremo 1/3

Enfrentarnos a la pereza del frío

Para cuando empiezan los meses de más frío del año, tenemos dos opciones a la hora de afrontarlo: quedarnos en casa o en el gimnasio practicando spinning, bicicleta estática o cualquier otro tipo de ejercicio bajo techo, o bien armarnos de buena ropa de ciclismo para frío extremo que nos haga más llevadero el frío y salir al aire puro de la naturaleza y cargarnos de energía de la madre tierra. La sensación de frío depende de algunos factores bien conocidos que actuaran negativamente sobre nuestro cuerpo e impedirán que nuestra cabalgadura sea placentera. La sensación subjetiva de frío  se define como la percepción aparente que tenemos en función de otros parámetros no directamente relacionados con la temperatura que marca el termómetro. Es una sensación que todos hemos sufrido, pero que al viajar en bicicleta se va magnificada por la velocidad y algunos otros factores.
Ropa de ciclismo para frio extremo

Ropa de ciclismo para frío extremo

La temperatura externa y la humedad nos vienen por defecto, estando directamente relacionado con la época del año y la situación geográfica. Muchos profesionales cambiar sus lugares de entrenamiento a las Islas Canarias o emigran a un país de clima cálido. Pero si para ti el ciclismo es una afición que practicas para sentirte mejor, entonces la opción más inteligente sería proveernos de buena ropa y accesorios para soportar el frío lo más fácilmente posible. La humedad tiene un efecto multiplicador sobre la sensación térmica. Cuando hace calor, produce sensación de mayor temperatura. En el caso del frío ocurre otro tanto. La humedad ambiente tampoco es posible ejercer un control sobre ella. Generalmente ésta es mayor en las zonas próximas al litoral. A mayor humedad relativa mayor es la sensación de frío.  Podemos combatirla a base de prendas que no dejen pasar el agua hacia el interior. El flujo del aire sobre nuestra piel también tiene un efecto potenciador de la sensación térmica. Por lo tanto, el viento o la velocidad de la bicicleta van a hacer que el frío se sienta de forma más intensa. La humedad corporal es muy importante que se elimine adecuadamente. Las modernas prendas de ciclismo tienen propiedades físicas que las hace ideales para cumplir con las exigentes características que les vamos a demandar para luchar con las condiciones climatológicas externas producidas por el frío extremo del invierno o debido a la altura. Desaconsejo totalmente ponerse muchas capas de ropa que tienen un efecto nefasto para la transpiración. Es mucho mejor ponerse buenas prendas de calidad que tengan un buen comportamiento frente al frio, manteniendo una buena transpiración. Su misión es evitar la pérdida de calor debido a las cuatro formas que el cuerpo tiene de hacerlo: conducción, convección, radiación y evaporación/transpiración. Decir finalmente que la sensación térmica es algo muy subjetivo y que hay personas más frioleras que otras. Cada persona deberá buscar cual es la cantidad de ropa ideal para su caso. Nuestras armas para luchar contra ese elemento van a ser las fibras textiles sintéticas: Lycra®, CoolMax®Neopreno®., Windstopper® y Gore-Tex® Cada personas tenemos nuestros propios puntos fríos, aquellos que siempre nos dan problemas de adormecimiento debido a nuestra propia constitución. A este respecto cada ciclista que ha tenido que enfrentarse al frío ha ido depurando su propio sistema para combatir el frío. Este artículo está vivo, por lo que se le irán incorporando nuevos detalles y aportaciones de los testimonio dejados en los comentarios.

Vistiendo por capas

La mejor estrategia para luchar contra el frío en actividades al aire libre como el ciclismo, es usando el sistema por capas. La ciencia de sacar el mejor partido a las prendas de abrigo consiste en usar las capas de manera que a cada tipo de prenda se le de el mejor uso que se demanda para la posición en la que está. Así es que se pueden diferenciar tres capas fundamentales a la hora de ir cubriendo nuestro cuerpo. Capa primera. Ropa interior. son las prendas pertenecientes a la ropa interior. Su contacto directo con la piel hace que su principal cometido sea la de evaporar o drenar el sudor manteniendo la ropa que está en contacto con el cuerpo del ciclista lo más seca posible. Para ello la ropa debe tener gran capacidad de drenaje y por tanto de secado.  Los materiales con propiedades térmicas más empleados son el Power Dry o el Polipropileno. Capa segunda. Ropa de abrigo: encargada de mantener en el cuerpo, pudiendo emplearse una o varias prendas de abriga para dicha función. Alguno de los tejidos y prendas más profusamente utilizados son el forro polar (Polartec), prendas de plumón, y prendas de fibras aislantes como por ejemplo el Polarward 3D, Thinsulate, Hollowfill, etc. Capa tercera: Aislante de los elementos: esta capa cumple la importante misión de la protección frente a los elementos atmosféricos, como la lluvia, nieve, viento, humedad, etc. Los tipos de tejidos más empleados para esta función son el Gore-Tex, Simpatex, Triplepiont, Conduit, etc. La tercera capa o capa impermeable cumple la función de protegernos contra el viento y el agua. En esta capa normalmente se usan trajes sin relleno, de materiales impermeables y respirables. Los materiales más usados para esta capa son: Gore-Tex®, Triplepiont®, Simpatex®, Conduit®, etc. Existe otro tipo de prendas y técnicas de abrigado para climatologías ultra extremadamente frías que pos su naturaleza no se prestan a que se pueda realizar ningún tipo de práctica deportiva.

El torso

Para la protección del torso o parte superior del cuerpo usaremos preferentemente una una camiseta térmica de manga larga, corta o sin mangas (más detalles sobre ropa de interior en la segunda parte). Para la parte superior del cuerpo, una chaqueta de Neopreno® o más modernamente Windstopper®, un tejido profusamente utilizado en ciclismo y motociclismo para la confección de prendas cortavientos. Lo típico son tres bolsillo de ciclista en la espalda (cada vez se usa más un cuarto con cremallera para nuestro SmartPhone), el faldón trasero más largo, mangas largas y capucha (algunos no la incorporan peros los que la llevan éstas son semejantes a las usadas por los patinadores sobre hielo de velocidad que cuida la aerodinámica maravillosamente). La cremallera frontal con protección interior y termina en un cuello bastante largo que provee protección adicional a esa zona tan delicada. Los mejores suelen incorporar cremalleras en los hombros, clavícula y brazos. Su misión no es otra que la de abrirlas en caso de que tengamos que realizar un sobre-esfuerzo a baja velocidad (subir un puerto o un repechón). Debajo llevan tejido de red para favorecer la transpiración. Algunos modelos llevan una trabilla en la parte final de las manga para ponerlas entre el pulgar y el índice, evitando de esta manera que ésta se suba con las diferentes posturas que llevamos sobre la bici.

Extremidades inferiores

Básicamente existen dos clases de culotes: En muchos lugares donde el frío no es muy intenso o bien llevamos ropa interior de mucho abrigo, es suficiente con un culote largo fabricado en Lycra, el cual puede ser con o sin tirantes. Pero si hablamos de practicar ciclismo en condiciones de frío extremo, lo que se impone en este caso es algo más contundente, como un culotte largo fabricado en tejido Windstopper®,  tejido de la empresa norteamericana  W.L. Gore & Associates de características similares al Gore-Tex®, con protección mejorada frente al viento, pero manteniendo una alta transpirabilidad aún a pesar de que sus características hidrófugas son moderadas. Su característica más notable, tal como su nombre indica, es su gran capacidad de aislar al ciclista del viento. Aparte de fabricar culotes, también se fabrican otras prendas de ropa de ciclismo, como guantes o bragas para la cabeza. El resto del «escudo térmico» será unos tirantes y peto frontal con cremallera. Para la parte posterior utilizan otro peto más alto que llega cerca del cuello con tejido de rejilla que favorece la transpiración del sudor de todo el organismo. Va a ser a través del mismo por donde iremos evacuando el sudor generado en todo el cuerpo y de este modo mantenernos secos y agradablemente cálidos. El tejido en rejilla actúa como una especie de intercambiador de calor, que junto con el resto del tejido interior evitan el desagradable efecto de ir empapado en sudor como solía ocurrir antaño con otros tejidos de fibras naturales (algodón, lana, lino, etc). Las piernas, entendiendo como tal desde el bobillo hasta la cintura, son la zonas del cuerpo donde se genera la mayoría de la energía de la máquina biológica y las menos susceptibles de pasar frío. Será extraño que pases frío en las piernas. Sin embargo las rodillas tienen un tratamiento especial con refuerzo de tejido térmico. De este modo mimamos con especial cuidado la articulación más importante del ciclista. Seguir leyendo la segunda parte »

Comprar ropa de ciclismo en Amazon

Deja de pasar frío y disfruta de todo el atractivo del ciclismo en cualquier tiempo. Maillots, culotes y complementos para el frío que harán de tus salidas en bicicleta una experiencia placentera y agradable. Ya no hay excusas; donde hay ganas no hay excusas, donde hay excusas no hay ganas. Ropa de ciclismo de invierno para hombre y mujer.

Ropa de ciclismo para el invierno

Gore Bike Wear Universal GT Thermo – Guantes unisex, multicolor, talla 7
Gore Bike Wear Mid Road Thermo – Calcetines unisex, multicolor, talla 38-40
Ropa ciclismo, culotte témico con tirantes de ciclistas, Culote Largo de Invierno
GORE BIKE WEAR Jacke Power 2.0 Soft Shell – Chaqueta de ciclismo para hombre, color rojo / negro, talla L

Comparte con tus amigos «Ropa de ciclismo para frío extremo» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags: ,

Categorised in:

2 comentarios

  • Paloma says:

    Hola , soy estudiante de diseño de modas y necesito realizar un prototipo de prenda para el ciclista que tenga funciones necesarias del deporte, ya sea lo que seria mas comodo o que zona del cuerpo requiere mayor atencion , que podria ser util implementar en la prenda , me sirvio mucho tu post porque pude comprender mejor algunas cosas y conocer sobre los tejidos . Desde ya muchas gracias y saludos!

    • JoseSalva says:

      Desde mi punto de vista, la parte más crítica e importante de una equipación ciclista es la badana que lleva el culote. Un tejido que en la actualidad es de CoolMax, y cuya principal función es la de servir de elemento almohadillado entre el estrecho y duro sillín y nuestras posaderas.
      Respecto al maillot, en la actualidad está de moda llevar los tres bolsillos tradicionales de la espalda (un invento que rondará el siglo de existencia) y un cuarto bolsillo más pequeño que suele llevar una cremallera y que se utiliza como portaobjetos (teléfono, dinero, etc), ya que los tres bolsillos ya nombrados se suelen usar para avituallamiento (comida y/o bebida).
      Yo añadiría un quinto bolsillo pequeño (algunos maillots de alta gama ya lo incorporan) en la parte delantera, justo a la altura del pecho, pegado a la cremallera. Sirve igualmente de portaobjetos, pero le encuentro mayor comodidad para ciertos de ellos.
      Diría que a mayor cantidad de bolsillos, más comodidad para el ciclista. Estamos hablando de aficionados; nosotros no solemos tener gregarios que nos lleven el agua y la comida a placer.
      Muy importante igualmente la cremallera, que sea corrida hasta la parte de abajo y que sea magnética, esas que acaban de salir al mercado que casi se enganchan por sí solas. Creo recordar que en el blog escribí un artículo sobre dichas cremalleras.

      Sobre ropa de ciclismo para el verano no se me ocurre nada adicional, pero estoy seguro que a algún otro visitante se le ocurrirán mil y una forma adiconal de mejorar «el invento».

      Muchas suerte con tu proyecto y un saludo Paloma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.