Protección solar del ciclismo en altura 1/3

No cabe duda de que el sol, fuente de vida y salud, en ocasiones sus radiaciones sobre nosotros pueden llegar a ser perniciosas. La protección solar del ciclismo en altura se hace imprescindibles, ya que al aumentar la altura sobre el nivel del mar, un aire más «fino» y la disminución del groso de las capas protectoras de la atmósfera. Se ha calculado que la radiación solar indirecta aumenta un 4% por cada 300 metros de elevación sobre el nivel del mal. Ello implica que poblaciones como Ciudad de México, a una altura media de 2.240 msnm, tenga un valor de radiación directa de casi un 30% más del que tendría al nivel del mar. Si además nos encontramos en zonas nevadas, el sol directo se verá multiplicado por el efecto de reflexión del entorno. La cantidad de radiación adicional indirecta puede llegar al 85% sobre la directa. En el mar, la arena, y en general en todas las superficies lisas y reflectantes, el efecto multiplicador de la radiación indirecta suele ser muy notable.
Protección solar del ciclismo en altura

Protección solar del ciclismo en altura

  Desde los JJOO de México 1968, muchos han sido los deportistas en acudir a la altura de Ciudad de México para intentar batir, por ejemplo, el récord de la hora por parte de Eddy Merckx. Los usuarios de deportes en la nieve, los deportes náuticos y los montañeros (ciclistas incluidos), deban de ser especialmente cuidadosos con su protección personal frente a los rayos solares. Será la cabeza, y especialmente el rostro, las partes más difíciles de proteger, especialmente si la radiación solar es muy intensa, y el calor elevado. Dos son principalmente las acciones que deberemos llevar a cabo para la protección de las partes del cuerpo. Medidas de protección a través de la vestimenta, y protección mediante productos cosméticos. Las propiedades protectoras de los productos cosméticos deberían ser la de protegernos de los rayos infrarrojos que actúan quemando la piel, los ultravioleta favorecen el melanoma o cáncer de piel, al igual que deberemos prevenir la deshidratación de la misma. Es importante reseñar que cualquiera que sea el producto protector para nuestra piel, deberemos aplicarlo siempre unos 30 minutos antes de exponerla al sol, y que éste deberá tener un índice de protección más alto cuanta mayor sea la radiación, más sensible nuestra piel, y mayor el tiempo de exposición.

Zonas más sensible de la cabeza rostro

La parte superior de la cabeza. ¿Dije algo en relación a que el casco es obligatorio? Además de protegernos en caso de caída, también nos protegerá de las radiaciones solares a modo de sombrero. La parte superior donde se encuentra el cuero cabelludo es especialmente sensible si la tenemos poco cabello. En este aspecto son los hombres quienes pueden necesitar protección extra. Si es tu caso, la vieja gorra de ciclista debajo del casco podría ser una forma sencilla y económica de proteger esa zona, también un pañuelo ciclista. Sin duda que un pañuelo de Lycra puede ser un perfecto protector para nuestra cabeza y cara. Si lo mojamos puede ser un radiador perfecto del calor corporal a la par que nos proteja de los rayos solares, lo que podemos aplicar igualmente a la gorra de ciclista. Todos estos trucos de ciclista deberán ser aplicados y probado individualmente. Nuestro cuerpo no es igual para todos, lo que para un ciclistas es una solución perfecta, podría no serlo para otro. Otra forma complementaria de usar el efecto sombra, sería el con las viseras que suelen venir en los cascos de MTB. De hecho muchos cascos para bici de montaña se diferencia exclusivamente en que llevan visera. Con la visera se puede comprometer la aerodinámica en parte; en ocasiones podemos decidir ir contra la «aero» para favorecer nuestro confort. Cada ciclista debe valorar en qué medida le interesa optar por una u otra solución. Si eres un Street Biker, tal vez podrías probar una gorra de visera grande, o incluso una visera de las que se utilizan en tenis o golf. El mayor problema es que a partir de cierta velocidad o en determinadas condiciones de viento, se vuelven imposibles de llevar. Para la protección del rostro en la zona frontal de la cabeza, más efectivo es una cinta de silicona Gutr que desvíe el sudor de la frente hacia los laterales de la cabeza, sin tener el inconveniente de las bandas elásticas empleadas en el tenis, y antaño en el propio ciclismo (Pedro Delgado, por ejemplo). Los ojos también suelen sufrir en zonas de fuerte radiación. Especialmente sensibles son las personas que tienen el iris claro. Para esto no hay nada mejor que la una buenas gafas de sol ciclismo. Las mejores son las se oscurecen cuanto mayor es la radiación solar, llamada fotosensibles o fotocromáticas, son las mejores para luchar contra el exceso de radiación, a la vez que se adaptan de forma progresiva a las condiciones lumínicas ambientales. Este tipo de lentes nos evita de la engorrosa tarea te ir cambiando las gafas o los lentes intercambiables. En ciertas condiciones, la superficie del ojo se puede irritar por el frío o el calor. La sintomatología más apreciable consiste en una irritación de la superficie del ojo, produciendo enrojecimiento de la parte blanca del ojo (esclerótida). El mejor remedio casero es emplear un baño de manzanilla. En la farmacia puedes pedir lagrimeo artificial, como puede ser Liquifilm. Nos vemos en la segunda parte donde analizaremos la importante protección del rostro en la protección solar del ciclismo en altura. Seguir leyendo segunda parte»

Crema solar recomendada deportistas

Garnier Ambre Solaire UV protector solar SPF Deporte aerosol 50, 1er Pack (1 x 200 ml)
Garnier Ambre Solaire UV Deporte protector solar SPF 30, 1er Pack (1 x 0:05 l)

Comprar gafas de sol

Unas fantásticas gafas de sol que protegeran tus ojos de los nocivos rayos solares de la luz solar directa y te darán un increíble look de ciclistas pro.
Cébé CBCINETIK1 Cinetik L – Gafas de sol con cristales intercambiables, montura color negro y gris, talla L

Comparte con tus amigos «Protección solar del ciclismo en altura» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

2 comentarios

  • Lola Martínez says:

    GRACIAS JOSÉ!
    ¿Sabes por qué te admiro tanto?
    Porque siempre vas más allá de mis dudas… Aparte de mis preguntas, siempre me enriqueces mucho más sobre cosas que ni siquiera había pensado.
    Abrazo, desde el mismísimo México Tenochtitlan! 😀
    Siempre soy muy feliz de leerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.