Patología ciclista y tratamientos medicos 1/2

Patologia ciclista y sus tratamientos

En este artículo trataremos sobre la patología ciclista de modalidades no extremas,  ya que hay algunas bastante peligrosas, para las que se aconsejan mediadas de protección suplementarias como un casco integral o un peto acorazado.
La práctica ciclista y el pedaleo son en sí mismos una actividad de  nulo impacto sobre las articulaciones, lo que hace que la patologia ciclista se localice en un reducido número de articulaciones y casos dentro de la patologia ciclista típica.
Es una excelente actividad, un ejercicio activo que se ejecuta en descarga, ya que el peso del ciclista va soportado por la propia máquina. Estas particularidades hacen que la patologia ciclista tenga un impacto reducido y leve sobre el sistema músculo esquelético del deportista.

Lesiones en la rodilla

Patologia ciclista: Imagen de me duele la rodilla

Debido a la naturaleza del esfuerzo del pedaleo, evitamos cualquier tipo de sobre presión o sobrecarga de las articulaciones sobre las rodillas: meniscos, cartílagos del fémur y tibia, así como de los ligamentos cruzado anterior y posterior.La lesión de las estructuras de contención y amortiguamiento, meniscos y ligamentos, son debidas principalmente a accidentes, por lo que no serán tenidas en cuenta. Nos ceñiremos exclusivamente a la  patologias ciclista  derivada directamente de la prácita deportiva. Los cartílagos de la articulación del fémur y tibia no se ven afectados porque es un ejercicio sin carga articular. En cambio los de la articulación del fémur-tibia puede sufrir por la presión en el mecanismo de palanca de la pedalada. Para que se produzca lesión sobre dicha estructura es necesario un esfuerzo en rotación de la rodilla como, por ejemplo, el apoyo del pie sobre el suelo en caso de una caída, cambios en la carga de los pedales, como cambios bruscos en el ritmo, desarrollos demasiado largos, etc.La bicicleta estática forma parte de la gimnasia de rehabilitación de muchas patologias ciclistas y afecciones articulares, debidas a fenómenos naturales de envejecimiento articular o bien como terapia recuperadora en accidentes.Sus ventajas en este aspecto son enormes, ya que une al esfuerzo ciclista las ventajas de un esfuerzo en entorno controlado controlado y seguro.También es de destacar su uso en los test de esfuerzo.

Patologia ciclista. Lesiones rotulianas

Articulacion de la rodilla

La rótula es un hueso plano y redondeado (rotula=redondo) donde se sujeta el tendón que viene del cuádriceps,  el músculo del muslo que extienda la pierna.
Soporta una gran presión que varía según la fuerza y el ángulo de flexión de la rodilla.Una rodilla muy flexionada produce una presión rotuliana máxima, y puede producir una lesión crónica de la misma. Una condropatía rotuliana, la patologia ciclista más usual en esta articulacion.

Tendinitis

La patologia ciclista más típica del la zona de la rodilla más susceptibles de lesionarse son ajenas a la propia articulación osea,  es decir, relacionadas con los tejidos blandos, como músculos, ligamentos y cartílagos, y no con los huesos en sí. La misión de los ligamentos es la de mantener la forma de unión entre dos terminaciones oseas. Sin él las articulaciones perderían su forma y unión. Los ligamentos son la unión del músculo al hueso, y son las encargadas de transmitir la fuerza de contracción del primero al segundo.El tejido cartilaginoso es el encargado de evitar el roce entre dos piezas osea. Se trata de un tejido muy liso que está lubricado por un líquido sinovial.- Patologías del aparato extensor de la pierna.Tendón cuadricipital, tendón rotuliano y alerones rotulianos.

Otra patologia ciclista asociada  más frecuente es la tendinitis de la  rótula.  Puede afectarse la inserción en polo inferior de rótula, o el cuerpo tendinoso. La de inserción se debe con más frecuencia a una tracción desviada porque el eje del tendón también lo esté y la corporal a un sobreesfuerzo, lo que es importante conocer en el proceso de investigación de la lesión para procurar la solución más efectiva. En el primer caso, la solución pasa por una corrección de la postura y en el segundo por un reposo prolongado que dé lugar a su recuperación.La tendencia actual busca una mayor extensión de la rodilla en el pedaleo, superando los 160º , hasta 10º más. Es importante evitar en el esfuerzo el movimiento de retroceso en el sillín para que la palanca en extensión sea más efectiva. Los tendones laterales y el bíceps femoralAmbas estructuras se ven afectadas por el movimiento de subida del pedal, zona de subida o  movimiento del retropie.  Por los tres nombre se le conoce a esta parte del pedaleo ciclista.La parte delantera del pie está fija en el por la cala, sin embargo la posterior tiene cierta capacidad de movimiento libre. Ajustada la rotación del pedal mediante unas longitudes de biela adecuadas y un sistema de anclaje correctos son muy conveniente para mantener una cierta fijación del talón y evitar de este modo, movimiento de vaivén que puede dañar los tendones laterales, y además dan una sensación de pedaleo desordenado que penaliza el buen rendimiento deportivo. Cuando dicha rotación interna se solicita en exceso, se está favoreciendo una lesión del bíceps femoral.

Tendinitis de otras regiones anatómicas

  • Tendinitis parasesamoidiana. Sobre la región de los sesamoideos se ejerce una presión en el apoyo del pedal con irritación del complejo tendinoso que está en tensión y ricamente inervado por fibras sensitivas y propioceptivas.
  • Tendinitis Aquilea.Tendinitis del tibial anterior y de los peroneos laterales.Fascitis plantarPatología de la cadera. Es muy raro que se produzcan tendinitis de inserción proximal y prácticamente han desaparecido las grandes inflamaciones del apoyo isquiático.
  •  El ciclista ya no va sentado en el sillín. Es un apoyo y un medio de propulsión. Además, los sistemas de amortiguamiento y las medidas higiénicas evitan el roce perineal y la aparición de inflamaciones e infecciones de partes blandas. Nos vemos en la segunda parte»

Consejos y normas generales

Como norma general para cualquier tipo de esfuerzo, es muy importante efectuar un calentamiento adecuado para evitar lesiones y/o accidentes propio de la patologia ciclista.
Estiramientos previos y un correcto calentamiento en rodillo o bicicleta estática antes de hacer un sobreesfuerzo son fundamentales.
En este sentido son de tener en cuenta todas aquella medidas que ayuden a mantener calientes los músculos y articulaciones, como vertir prendas de abrigo en invierto, abrigarse a en la bajada de los puertos y usar complementos típicos de invierno, como guantes largos, chaquetas de neopreno, manguitos, pernera y culottes largos.

Comparte con tus amigos "Patologia ciclista" pulsando tu botón favorito.

Share Button
Amante del ciclismo y ciclista desde 1980, escribo en este blog desde abril del 2011. Los mío es el ciclismo, regalo de los dioses. Síguenos en: ♠Google+ ♣Facebook ♥Twitter

DEJA TU COMENTARIO: