Elegir un sujetador deportivo

Un sujetador deportivo es una prenda femenina cuya función es la sujeción del pecho, pero que está pensado específicamente para la realización de una actividad física deportiva. Esto quiere decir que goza de propiedades adicionales a la hora de proporcionar una sujeción extra que permite la realización de ejercicio físico con máxima comodidad. Pero antes de hablar sobre cómo elegir un sujetador deportivo deberemos fijarnos en un pequeño detalle: la elección de la talla correcta para cada mujer.
Elegir un sujetador deportivo

Elegir un sujetador deportivo

Elegir la talla correcta del sujetador

El arte-ciencia para la elección correcta de un buen sujetador deportivo es precisamente éso: una ciencia para saber elegir el tamaño de contorno y de copa, al igual que un arte para elegir el sujetador que mejor nos sienta. En la actualidad, la oferta de ropa deportiva y complementos dedicados para as féminas es muy grande, y la dedicada a ropa íntima femenina no podía ser menos. Al igual que para elegir unas zapatillas o cualquier otra prenda deberemos tener en cuenta distintos parámetros, lo mismo ocurre a la hora de elegir un sujetador deportivo que se adecue a nuestras necesidades particulares.

Tomando medidas

Adquirir un sujetador que se adapta a nuestra medidas y talla específica no es un acto que realicen todas las mujeres de forma correcta. De hecho se ha calculado que solamente el 30% de las españolas lleva la talla de sujetador adecuada. El resto de féminas afirman no saber calcular su talla de forma correcta. Estos datos han sido anunciados por el último informe al respecto del Instituto Médico Estético después de haber efectuado una elección sobre más de 500 pacientes que fueron tratadas durante este año en Barcelona, Madrid y Sevilla. El 92% de las féminas españolas encuestadas han reconocido no saber en qué deben basarse a la hora de elegir la talla correcta de sujetador, algo que el informe aclara que suele suceder igualmente a la hora de visitar al cirujano plástico. Otro de los culpables en el desconcierto imperante está relacionado con el gran desorden de tallas imperante entre los diferentes fabricantes. La confusa y enorme oferta de tallas existentes en el mercado ocasiona que el 37% de las encuestadas se compren el sujetador teniendo en cuenta la talla de la copa, mientras que otro 63% se remite solo al contorno. Adquirir el sujetador deportivo con la talla exacta que corresponda a nuestras medidas es imprescindible para que la prenda se ajuste correctamente al cuerpo y conseguir el efecto estético y de confort deseado

El sistema de tallas de sujetador

La talla del sujetador no se limita a una única medida, sino que se calcula utilizando dos parámetros:

El sistema de tallas actual consta de un número y una letra; los números van entre el 80 y el 140, una sucesión de tallas que va de cinco en cinco y que se toma mediante la medida del contorno del pecho justo por debajo de las mamas (ver figura A). Por otro lado la letra nos da una idea del tamaño de la copa, midiéndose justo por encima del pecho, en la zona donde el contorno es mayor. Tal y como podemos apreciar en la figura «B:Copa», el tallaje de las letras comienza en la letra «A» para acabar en la «I». Sin embargo tanto el tamaño de contorno como especialmente el de copa no tienen límite teórico, especialmente en ciertas mujeres con optan por operaciones de aumento de pecho con tamaños algo radicales. Evita tomar la talla cuando estés ovulando o con la menstruación, ya que durante esos días la talla del sujetador aumenta. En el caso de que el proceso de medida nos de dos tallas posibles, la recomendación es elegir siempre la mayor, ya que gracias al ajuste de los corchetes podrás ajustar el sujetador y estarás mucho más cómoda.

Un sujetador perfectamente tallado no debe apretar, ni sacar pliegues o dejar marcas. Debe ser cómodo y respetar la forma del pecho y la espalda. El cuerpo cambia con la edad y el pecho también. Haz una revisión de tus medidas de manera frecuente frecuentemente cuando vayas a elegir un nuevo sujetador. Si tienes un pecho pesado y empleas tirantes finos, es muy probable que ésto últimos se claven en la piel. Emplea tirantes más anchos en caso de tener un pecho voluminoso y pesado. Será la mejor forma de llevar la prenda cómoda. En caso de que te hayas efectuado una operación de aumento de pecho (mamoplastia), debemos saber que en estos casos no cambia el contorno y sí la copa. Por lo tanto, a modo de ejemplo, es posible que pases de usar una 95B a una 95D en el caso de que en la cirugía hayas optado el aumento de dos tallas de copa. Para el caso de mamoplastias con disminución de pecho, que obviamente también las hay, la regla es la misma pero en sentido descendente.

Vemos con un ejemplo práctico la toma de medidas

Realizamos una primera medida para una mujer que nos da 86 centímetros de contorno de pecho y  107 de copa. En la figura A podemos ver que le corresponde un valor numérico de 100, mientras que el valor de copa sería 107-86= 21. El valor 21 se corresponde con una tamaño de copa de «D». Así pues, estamos hablando de un sujetador de talla «100 D«.

Las cinco ventajas de utilizar un sujetador deportivo

1. Evitan situaciones incómodas. Son muchas las mujeres en aseguran sentirse avergonzadas cuando, mientras corren o practican ejercicio, sus pechos atraen miradas debido su movimiento. Las flexiones o los estiramientos pueden terminar por crear situaciones incómodas debido a que se mueven más de lo deseable. 2. Reduce el dolor de pechos en ciertos ejercicios. Mientras realizas ejercicio tus pechos se mueven y pueden producir dolor si la piel llega a estirarse más de cierto límite. No produce daños permanentes, pero sí que es un dolor muy molesto cuando realizamos ciertos ejercicios. Se produce especialmente en mujeres con copas C ó D en adelante. 3. Son realmente cómodos. Los sujetadores deportivos no llevan los típicos tirantes incómodos que pueden clavarse en los hombros ni enganches que puedan molestarte. Existen modelos sin aros y que aseguran una sujeción lateral total. Un sujetador deportivo asegura una buena sujeción mientras realizamos ejercicio; reduce el movimiento y el dolor en tus pechos. 4. Puedes encontrar el modelo que mejor se adapta a ti. Echemos una mirada a lo que es la técnología que envuelve al sujetador. Hay tres tipos de sujetadores deportivos: de compresión, que empujan los pechos contra el cuerpo y aseguran una correcta sujeción, el modelo ideal para mujeres de pechos pequeños; de encapsulación, donde cada pecho es rodeado y sujetado por separado; y el de compresión-encapsulado, que mezcla ambos sistemas y ofrece una sujeción superior, siendo el modelo perfecto para mujeres con grandes pechos y para realizar actividades físicas. Recuerda comprobar bien la sujeción, con unos pequeños saltos podremos saber si cumple su función. Si tus pechos se mueven en exceso es probable que necesites una talla menor. 5. Es una prenda de moda. Si crees que los sujetadores deportivos son prendas de horribles diseños y poca variedad de modelos, estás del todo equivocada. Últimamente la mayoría de las grandes firmas y marcas de prendas deportivas, como por podría ser Nike o Adidas, han sufrido una gran evolución, con diseños de prendas atractivas a la vez que funrevolucionado el mercado con prendas atractivas y diseños a la moda, a la vez que funcionales. Cada vez es más usual esta prenda en gimnasios, en casa o incluso por la calle, debido a la comodidad que ofrecen y a un buen diseño.

Tomando medidas y eligiendo la talla

Para el cálculo exacto de nuestra talla de sujetador deberemos efectuar dos mediciones. La primera nos dará el contorno del pecho justo por debajo de la mama. En la segunda deberemos tomar el contorno máximo de pecho, justo por el contorno donde la medición de la mama sea mayor. La primera nos dará el número de la talla, mientras que la diferencia entre la primera y segunda nos dará idea sobro el tamaño de la copa, o lo que es lo mismo, la letra de la talla. Todas las medidas deben ser tomadas en centímetros. Ejemplo 1: Tomamos la primera medida que nos da 83, mientras que la segunda medida nos arroja 95.

Adquiriendo un sujetador deportivo para ciclismo

Bien, ya tienes claro el proceso para elegir la talla correcta del sujetador. Ya estás en disposición de saber la talla exacta que te vendrá a la perfección. Según ha mannifestado Fernando Lete, del Instituto de Ginecología y Medicina de la Reproducción (Madrid), practicar deporte sin un buen sujetador deportivo produce «lesiones irreversibles en el pecho de las mujeres». Los problemas pueden ser estéticos, como la ruptura de los ligamentos de Cooper (encargados del soporte de las mamas, irreparables una vez dañados), o bien lesiones de mayor importancia a largo plazo, tales como las micronecrosis (pequeas focos de tejido muerto en los tejidos). A continuación te muestro una selección de sujetadores deportivos recomendados, fabricados en una fibra que es capaz de alejar el exceso de transpiración y de calor de la piel para llevarlo a la superficie donde se seque rápidamente, es decir, transpirable.
Nike Pro Bra – Sujetador deportivo para mujer, color Negro, talla M
La Isla – Sujetador Deportivo con Cremallera Delantera Para Mujer Blanco 105D
Mine Tom Mujer Sujetador Deportivo Push Up Bustier Con Amplio Correas Fitness Yoga Camisetas Sin Mangas Blanco 40  
[youtube id=»74NGJKeuqXw» responsive=»true» showinfo=»false» branding=»false» hd=»false» autoplay=»false» controls=»true» theme=»light»] [related_posts]

Comparte con tus amigos «Elegir un sujetador deportivo» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.