Dolor en los pies del ciclista y las zapatillas 3

En esta tercera parte y final, vamos a terminar de analizar el resto de posible causas del dolor en los pies y las zapatillas. Si no leíste la segunda parte, puedes hacerlo clicando en este enlace ».
Dolor en los pies del ciclista y las zapatillas

Dolor en los pies del ciclista y las zapatillas

5. Calas de las zapatillas mal colocadas sobre la suela o el pedal. Pueden estar demasiado dentro o fuera, pueden estar desviadas y hacer que el pie no vaya correctamente alineado con las bielas (falta de paralelismo). Finalmente pueden ir demasiado en la punta o hacia dentro del zapato. Los dos primeros problemas son bastante fáciles de detectar. Tan sólo debemos coger las zapatillas y anclarlas en los pedales. Deberemos fijarnos que están paralelas en relación a la biela, y también deberemos fijarnos  que no estén demasiado dentro o fuera del pedal. Debemos comparar la posición de una zapatillas respecto a la otra, con el fin de que ambas guarden un paralelismo lo más idéntico posible. Con los zapatos en las manos resulta muy sencillo tomar medidas y realizar comparaciones. Es sólo cuestión de ser un poco manitas y tener visión para alojar los tornillos que fijan la cala con la suela. Ahora vamos a ver si la cala está adelantada o atrasada respecto a su posición correcta. El sitio correcto donde debemos colocar la cala es en aquel tan que el eje del pedal coincida exacto con el lugar donde se encuentra el hueso del juanete. Hay varias formas de saber ésto, en todas es conveniente de emplear a alguien que nos ayude con las medidas. Una de ellas es marcarnos con un rotulador el sudodicho hueso del juanete (articulación dedo pulgar). Apoyamos el talón junto a una pared y medimos la distancia que va la misma hasta la marca que hemos realizado en el hueso del juanete. Ya sólo nos queda transportar la medica a la suela de las zapatillas. Dependiendo del sistema de calas y de si el calzado es de ruta, mtb o cualquier otra modalidad, deberemos trasladar la misma a la parte interior de la zapatilla, y de ésta a la parte exterior. Marcamos con un rotulador en la suela y enganchamos las zapatillas al pedal automático. La marca deberá coincidir con el eje del pedal. Otro sistema para tomar la medida consiste en apoyar los pies igual que en el ejemplo anterior, pero en esta ocasión colocaremos una cartulina o papel debajo de los pies. Trazamos con lápiz o bolígrafo el contorno del pie sobre el papel. Recortamos dicho contorno con unas tijeras y transportamos la plantilla al interior del zapato. En el caso de las zapatillas de mtb (sistema Shimano) resulta muy fácil transportar la medida del interior al exterior, ya que los dos tornillos que fijan la cala atraviesan el calzado. Para el caso de las zapatillas de ruta deberemos transportar la medida tomando como referencia cualquiera de los huecos que sirven de ventilación. Para la medida podemos usar flexómetros, regla, calibre y una pequeña aguja o trozo de alambre fino para hacer la transportación de la medida en las zapatillas de ruta. Si tienes dudas sobre el proceso aquí descrito, te aconsejo eches una mirada sobre dos artículos escritos sobre pedales automáticos para ruta y también pedales automáticos para MTB. 6. La sexta son los problemas relacionados con el calcetín tienen como protagonista a dos elementos: el grosor del calcetín y el apriete de la goma del elástico. Para un zapato y un apriete determinado del mismo, el grosor del calcetín va a determinar muy directamente si el calzado nos está prieto u holguero. Debemos llevar mucho cuidado con la goma del calcetín. Un apriete excesivo va a producir el estrangulamiento de la sangre que riega la articulación del pie. Tampoco llevar unos calcetines excesivamente laxos es la solución. Es bien conocido por todos que las prendas de presión decreciente favorecen el rendimiento físico de la musculatura. Un calcetín «bailando» sobre el pie es poco eficiente, a la vez que resulta enormemente molesto. Está demostrado que unas medias compresiva ayudan a mejorar la circulación y por ende, nos hacen más eficientes desde el punto de vista muscular. 7. El vestido inadecuado pero aquel que ponemos en las piernas le afecta igualmente a los pies, tanto para clima frío, como para clima cálido. Deberemos llevar unas prendas adecuadas en los pies que esté en sintonnía con las climatología donde practiquemos ciclismo. Especialmente en invierno, ya que es entonces cuando el frío dificulta más seriamente la circulación sanguínea. No podemos olvidar que toda la sangre que va y viene del pie, pasa obligatoriamente por las piernas. Este punto es quizás el más escueto de todos: en invierno culotes largos o unas perneras (calentadores). En verano unos buenos shorts de Lycra, unos calcetines frescos y transpirables. No olvidar comprar unas zapatillas bien ventiladas para evacuar rápidamente el sudor y el calor. 8. El pedaleo incorrecto suele ser otra causa de problemas en los pies ciclistas. Doy por hecho de que utilizas zapatillas con calas y pedales automáticos. Si tienes dudas o pequeñas lagunas en relación a la forma correcta de pedalear, te invito a que eches una mirada a mi artículo sobre cómo pedalear redondo Si partimos de la base de que nuestro pedaleo es redondo y nuestras zapatillas están correctas, tal vez tu problema tenga relación con el modo en que ejecutas la circuferencia del pedal a lo largo de su recorrido sobre la biela. Cuando los ciclistas nos fatigamos, suele ocurrir que abandonamos el pedaleo redondo para pasar demasiado tiempo en la parte inferior del ciclo. Un ciclista que por fatiga o falta de técnica, pase demasiado tiempo en le punto muerto inferior del pedal, corre el riesgo de ejercer excesiva presión en la zona del pie que hace el apoyo con el pedal. El pedaleo redondo sirve para que utilicemos todos nuestros músculos a lo largo del ciclo (extensores y flexores), pero también tiene un efecto muy positivo para que todos los tejido de las extremidades inferiores tengan máxima irrigación sanguínea. Si pedaleamos ejerciendo excesiva presión o demasiado tiempo en la parte inferior del ciclo, nuestras pies tendrán cierta tendencia a quedarse dormido en la zona de la punta de los pies donde hace el mayor apoyo. Debesmos ser muy minuciosos con esta situación porque la mayoría (por no decir todos) de los ciclistas pedaleamos de forma inconsciente. Es muy fácil que estemos haciéndolo mal y no nos estemos dando cuenta. 9. Problemas en la geometría de la bici y ajustes.  El principal ajuste y el que más acción directa tiene que ver con las pedales y los pies del ciclista, no es otro que la altura y/o el retraso/adelanto del sillín. Podemos tener la tija demasiado elevada y un retraso excesivo de los carriles del sillín. A lo largo de internet son numerosos los sitios donde podemos encontrar información relativa a las medidas y proporciones que debe tener nuestro cuadro/bicicleta para que se adapte al tamaño de nuestro tronco y extremidades. El factor que más interacción guarda con el pedaleo y con las zapatillas/pies es la altura del sillín. Es importante ajustar la altura de la tija con el fin que la altura del sillín sea tal que no interfiera inapropiadamente con la biomecánica del pedaleo. Si el sillín está demasiado bajo, nuestra el punto muerto superior del pedal estará demasiado alto y la articularión de la rodilla estará demasiado flexionada. Un sillín muy alto tensa la pierna sobremanera y produce un apoyo del pie sobre la punta de del calzado. Producirá una sobre presión en una reducida área del pie. Así pues, los problemas que producen un sillín sobreelevado  producirán una fatiga excesiva en la zona donde se encuentran los dedos y zonas próximas.

Resumen y conclusiones finales

Voy a hacer mención al tabaco y el abuso de café. Si estás leyendo este artículo sé a ciencia cierta que es un comentario innecesario, pero el uso y abuso de ambas sustancias produce constricción en las venas y arterias. El café tomado con mesura es un fantástico antioxidantes que mejora el rendimiento deportivo. Pero su abuso, como casi todos los abusos, sean de la naturalza que sean, produce dificultad para el riego sanguíneo, excitación y ansiedad del sistema nervioso central, y otras una serie de sintomatologías que los ciclistas no queremos experimentar para nada. Repasa este artículo sobre las bondades y beneficios del café donde encontrás info y recetas muy interesantes sobre la bebida energética más antigua. El mejor anti-estrés y la mejor medicina para evitarlo no es otro que el ejercicio físico; el ciclismo es un excelente ejercicio que podemos adaptar para que cause en nosotros diferente efectos en función de nuestras necesidades. En otro artículo hablaremos sobre cómo hacer una salida para entrenar algo tan poco conocido como la tranquilidad, la competitividad, el sosiego. Nos vemos en una próxima ocasión donde hablaremos diferentes temas relacionadas con el maravilloso deporte de la bicicleta. ¡¡Buen Pedaleo!!

Consejos comerciales de zapatillas ciclismo

Proponemos soluciones a tus problemas: gran selección de zapatillas de ciclismo para cualquier tipo de ciclismo. Dile adiós a los problemas con las zapatillas con este calzado de primeras marcas. Tus pies no volverán a sentir incomodidades ni molestias nunca más. Te esperamos en la tienda de Amazon.

Selección de zapatillas de ciclismo recomendadas

Spiuk Rocca MTB – Zapatillas unisex, color negro / naranja, talla 44  
Zapatillas Shimano SH-MT34L negro para hombre Talla 42 2015 Zapatillas trekking / urbano  
Catlike Whisper ruta zapatos Mixta, Whisper Route, negro/rojo, Talla 42  

[youtube id=»_S-kxEL2OCo» responsive=»true» showinfo=»false» branding=»false» hd=»false» autoplay=»false» controls=»false» theme=»light»]

Comparte con tus amigos «Dolor en los pies del ciclista y las zapatillas» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.