Diferencia entre bicicleta de mujer y hombre

Diferencia entre bicicleta de mujer y hombre en función de su morfología

En un principio, los diferentes antecesores de la hoy llamada bicicleta, no eran sino atracciones de feria e inventos casi inútiles para el deleite de los curiosos. Hasta la aparición de la primera bicicleta, propiamente dicho, de entres sus predecesores podemos constatar la draisina y  el volocípedo.

La mujer y la bicicleta

La bicicleta siempre ha tenido la doble vertiente de instrumento para el transporte y el deporte. La forma del cuadro en diamante se ha mantenido prácticamente exacta desde el principio. Cuando la mujer se quiso acercar al nuevo invento surgió un problema con su falda y la barra horizontal del cuadro. Surgieron entonces los primeros modelos específicos para el público femenino, caracterizados por una barra superior curvada y unas protecciones para los radios de la rueda trasera, con el fin de que el vestido no se enganchara con ellos, tal y como puede apreciarse en la foto.
Diferencia entre bicicleta de mujer y hombre

Diferencia entre bicicleta de mujer y hombre

Últimamente la tendencia ha cambiado ligeramente, pero en las últimas décadas, el uso de la bicicleta es principalmente deportivo. Las mujeres ya no usan falda, así que ya no hay necesidad de que la barra horizontal sea curva, y mucho menos las protecciones de la rueda trasera. Sin embargo la famosa barra en S se ha mantenido a lo largo de los años, como forma identificativa de la feminidad. Dejando a un lado la cuestión de la barra, no hay duda de que el cuerpo femenino es diferente al masculino. En algunos aspectos resulta muy obvio, en otros no tanto.

Razones para mantener diferencias en las bicicletas

Para hacer una comparativa entre ambos tipos de máquinas, vamos a distinguir entre las diferencias geométricas del cuadro, y las del resto de componentes. Para conducir una bicicleta de forma cómoda y evitar que con el paso del tiempo y los kilómetros no se convierta en una tortura, es fundamental que la bicicleta esté adaptada correctamente al ciclista. Así que teniendo en cuenta esta premisa, la pregunta que surge es: ¿Una bicicleta para mujer es igual que una para hombre pero más pequeña? Definitivamente no. Entre ambos sexos hay diferencias de proporciones, de fuerza física y de conducción. Hay mujeres que han abandonado la práctica del ciclismo por no encontrar una bicicleta que se adaptara adecuadamente a su físico. Sé que es un terreno resbaladizo cuando nos ponemos a revisar diferencias entre los sexos, pero aún a riesgo de salir mal parado, vamos a tratar de analizarlas. Soy consciente de que siempre hay excepciones que confirman la regla. En ese caso hay una industria que hace las bicicletas a medida, único modo de no errar en la elección de la máquina.
Diferencias físicas entre ambos sexos.
  1. El tronco femenino muestra un tórax más estrecho y más corto
  2. A igualdad de altura entre hombre y mujer, las mujeres tienen las piernas más largas
  3. Una mujer, aún a igualdad de tamaño, hará menos fuerza
  4. El cuello de la mujer es más largo
  5. Por lo general, las mujeres tienen las manos más pequeñas
  6. Los huesos de la pelvis que apoyan en el sillín están más separados en la mujer, al ser la pelvis más ancha.
  7. El hueso sacro está mucho más cerca de la horizontal y el ángulo sacro-lumbar es mucho más pequeño en la mujer que en el hombre.

Esquema comparativo entre pelvis femenina y masculina

En estas viñetas podemos ver gráficamente las dos pelvis y la razón de la diferencia entre bicicleta de mujer y hombre.
Pelvis femenina y masculina

Pelvis femenina y masculina

Y sus consecuencias en el diseño de una bicicleta: distinta geometría(entre paréntesis la razón fisiológica que provoca la característica técnica)
  • Manillares más estrechos que tienen en cuenta la diferencia del tamaño del torax
  • Cuadros, tubo de dirección y potencia más cortos por la misma razón que el caso anterior
  • Sillines específicos para tener en cuenta especificidad de isquiones y sacro de la cadera
  • Manetas de cambio y freno más cerca del manillar para adaptarse a unas manos más pequeñas
  • Tubo horizontal con más caída, para que haya más libertad de movimientos y facilidad para montar y desmontar
  • Los tubos, ya sean de aluminio o de fibra de carbono, más finos que los de la gama masculina. Una mujer no necesita tanta rigidez como un hombre (4)
  • Horquillas y amortiguadores preparados para el peso de la mujer de forma que alcancen todo su recorrido. Eso exige que sea de elastómeros, ya que en impactos a poca velocidad reaccionan muy bien , o muy buenas horquillas sensibles y adaptables a base de muelle helicoidal o aire

Razones para NO mantener diferencias en las bicicletas

Coma toda tesis, también existe la antítesis. Hay otra corriente de opinión que piensa que todas estas diferencias son ridículas y que se mantienen por cuestiones comerciales, para mantener dos mercados donde en realidad sólo debiera haber uno. Basada en nociones anticuadas que ya no afectan a nuestro sistema social contemporáneo. No hay ninguna razón por la que una mujer no pueda montar sobre un cuadro tradicional. Por qué un hombre no podría montar en uno curvado o de paso a través. En años recientes, muchos fabricantes de bicicletas han salido con diseños específicos de las mujeres, que ofrecen diferencias sutiles que para nada son importantes.

Conclusión

Lamentablemente en esta ocasión no puedo dar una opinión personal en pro o contra sobre la diferencia entre bicicleta de mujer y hombre por razones obvias. Pienso que las diferencias son sutiles, y la cuestión del tubo superior curvado una práctica obsoleta. Pero también es cierto que no es lo mismo usar la bicicleta para un paseo de media hora, que para hacer una salida por un terreno exigente que nos lleve tres horas. Debo suponer que una pequeña «molestia» con el tiempo se hace insoportable, y lo que en un principio pueda parecer algo mínimo, con el paso del tiempo y los kilómetros no lo es. ¡¡Buen pedaleo!!

Productos relacionados recomendados

Pro Cycling Manager 2016
Retratos legendarios del ciclismo. Pensar en mi pasión por el ciclismo me lleva también a recordar mi entusiasmo de niño, durante mi infancia normanda, donde cada día del verano de 1955 corría hacia el escaparate del vendedor de bicicletas de mi barrio. Mi padre, médico rural de los de entonces, nunca se preocupaba al no verme llegar de la piscina municipal. Él sabía que, desde las cuatro y media de la tarde, yo ya esperaba junto con algunos amigos, ardientemente y con impaciencia, el resultado de la etapa. | Todas esas emociones, esas pequeñas y grandes alegrías, esas penas,-esos reveses del destino es el ciclismo y sus hombres y nadie más.
Nuestro Ciclismo, Por Un Equipo. La historia de los 35 años de una de las escuadras más exitosas de todo el deporte español. Indurain, Delgado, Valverde… los campeones que construyeron un equipo para la leyenda. Más de 500 imágenes, plantillas completas, todos los datos… una obra de consulta imprescindible. Induráin, Delgado, Arroyo, Laguía, Olano, Zülle, Pereiro, Gorospe, Valverde… los grandes nombres del ciclismo español de los últimos 35 años han construido la envidiada trayectoria de un mismo equipo bajo diferentes maillots: Reynolds, Banesto, Illes Balears, Caisse d’Épargne o Movistar Team.

Comparte con tus amigos «Diferencia entre bicicleta de mujer y hombre» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

4 comentarios

  • Sonia Morando says:

    Como mujer estoy totalmente de acuerdo en las modificaciones de acuerdo a largo de tronco y tamaño de manos, dado q las disposiciones en los modelos vigentes causan una perdida de tiempo y concentración al momento de utilizar los manillares

  • Ed Cervantes says:

    El uso del tubo superior de forma curva o baja, responde más que la diferencia de genero responde a su función y al «mercado», al uso que se le da y la percepción del objeto como «femenino» por parte de los usuarios (principiantes o inexpertos), esto permite que las marcas tengan un nicho de mercado para este grupo. Por otra la configuración estética del producto también responde a un icono marcado en la sociedad.

    Regularmente el tubo bajo se manejaba para la mujer por el uso de falda y su forma de montar la bicicleta es más apropiada con el tubo superior de forma baja, no debemos olvidar qué la bicicleta en su momento represento un paso de liberación para la mujer. La forma de montar la bicicleta cuando son inexpertos no suelen inclinar la bicicleta para montar y esto es falta de cultura ciclista.

    A lo qué se se refiere a antropometría como bien mencionas si hay diferencias entre los géneros y por eso como empresa y diseñador (mi caso), la configuración de la geometría de un cuadro es distinta al igual que la elección y colocación adecuada de los componentes(asiento, manillar, potencia…) para ayudar al cuerpo (sea cual sea) a mantener una posición de neutral sin que esto perjudique la salud o integridad del ciclista, esta diferencia las marcas la tratan de denotar de forma comercial.

    Por otra parte a lo que se refiere a «función» también tiene un principio muy solido el cuadro de este tipo, y me refiero a las bicicletas de carga, sobre todo las bicicletas de servicio postal debido a que si tu llegaras inclinar la bicicleta ya sea para montar o desmontar, generas desequilibrio que seria difícil retomar por le peso que llevas.

    Felicidades por los datos de Anatomía

    Ed Cervantes
    Diseñador Industrial –

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.