Como usar las bebidas energéticas

Nutrición y alimentación saludable

La mayoría de las bebidas energéticas contienen grandes cantidades de cafeína y/o taurina, así como Ginseng, Jalea Real y otras sustancias vigorizantes, las cuales pueden proporcionar un impulso de energía temporal. Algunas de ellas contienen azúcar en bastante cantidad, así como otras sustancias que potencia el efecto energético y euforizante de los componentes ya nombrados. El efecto de las mismas suele ser de corta duración, aunque es muy cierto que puede ir acompañadas de otros problemas o reacciones no deseadas especialmente. La primera bebida energética que se inventó y la más popular y barata se llama café, y son muchas las Recetas café. Son muchos los que lo toman sin ser para nada deportista para entrar en calor, o bien para poner todo el sistema en modo alerta. Coloquialmente lo denominan algo así como un chute que hace que te pongas con todos los circuitos en alerta y listos para entrar en acción.
Bebida energética Monster para aumentar tu energía

Bebida energética Monster

Por ejemplo, las bebidas energéticas que contienen demasiada azúcar pueden contribuir al aumento de peso, mientras que el abuso de otras sustancias como la cafeína u otras sustancias excitantes distintas, pueden provocar alguno de los siguientes efectos no deseados, algunos serios, pero todos producen miedo si es la primera vez que los experimentas:

Efectos de las bebidas energéticas

Ya de por sí se trata de un tipo de bebidas con efectos bastante pronunciados y que pueden producir otros colaterales dependiendo del tipo de usuario que las consuma. Al ser mezcladas con bebidas alcohólicas los problemas pueden ser mucho mayores, hasta pueden llevarnos a situaciones fatales de no retorno, como un coma etílico.. Las bebidas energéticas pueden mitigar la sensación de intoxicación, lo que puede conducir a lesiones más graves, como producirnos daños cerrebraes, algunos ya irreversibles, todos relacionados con el consumo y abuso de alcohol. Para la mayoría de la gente, el consumo de bebidas energéticas de manera ocasional es una práctica que no entraña riesgos si se realiza correctamente. Es importante conocer la cantidad y la forma de tomarlas para que su uso sea lo menos nocivo posible, o tengan consecuencias nulas.

Consumo aconsejado de bebidas euforizantes

El consumo recomendado por algunos expertos tratan de limitarla a unos 500 ml al día. No obstante si en tu caso experimentas sensaciones constantes de fatiga, se podría limitar la dosis a algo menores del medio litro indicado con anterioridad. En dosis moderadas su efecto energizante y vigorizante se deja ver y puede ser incluso saludables. Como decía el antiguo médico griego Galeno: «El veneno está en la cantidad y la frecuencia». Es importante tener buenos hábitos saludables, como dormir suficiente y de forma reparadora, realizar actividad física, especialmente si ésta es aeróbica (y el ciclismo lo es en extremo), y finalmente llevar una dieta saludable en calidad y cantidad. Cuidadndo estos factores las bebidas energéticas pueden ser un buen aliado para la realización de esfuerzos, ya que su efecto beneficioso podríamos decir que es algo más fuerte al que produce un sencillo café. Si a pesar de cumplir estas normas de sentido común, continuamos experimentando molestias cada vez que consumimos este tipo de bebidas, es el momento de hacerle una visita al médico para que nos haga un buen chequeo o lo que él estime más adecuado. En ocasiones la fatiga crónica o astenia, es debido a otras etilologías (origen), como podría ser anemia o hipotiroidismo. Hay unos cuantos grupos de personas para los que normalmente no se recomiendan las bebidas energéticas. Si consideras que te hallas dentro de algunos o varios de ellos, como enfermedades más o menos graves del corazón, o presión cardíaca excesivamente alta (hipertesión), pregunte a tu medico familiar acerca de si las bebidas energéticas podrían causar complicaciones. Adolescentes, mujeres embarazadas y mujeres que están amamantando pueden querer evitar o, especialmente, limitar el consumo de estas bebidas. También debe considerarse seriamente al grupo de personas relacionados con las enfermedades y la salud mental. Depresión, esquizofrenia o trastornos bipolares estarían dentro del espectro de patologías médicas en las que los enfermos se deberían abstener de consumirlas. Especialmente es importante conocer estos puntos  porque si se están medicando es posible que el producto entre en conflicto con la medicación. De nuevo se impone una consulta al medico especializado en salud mental (psiquiatra). Con la creciente popularidad de las bebidas energéticas, muchos padres se han preocupado por la cantidad de cafeína sus hijos están tomando de manera encubierta como aditivo a este tipo de bebidas. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los adolescentes reciban no más de 100 miligramos de cafeína al día. Los niños más pequeños no deberían beber bebidas con cafeína jamás.

El uso de bebidas energéticas en el uso deportivo

No quiero despedirme sin dejar muy claro que el consumo de bebidas energéticas sea malo en lo absoluto. Tan sólo debes tener siempre en mente que no son bebidas inocuas como un refresco o cualquier bebida de gas, y que por tanto se deben consumir con moderación, y saber el momento que que ha llegado de abstenernos debemos en su consumo. También es importante que conozcas que cada vez son más los suplementos dietéticos utilizados en ciclismo que incorporan en parte ciertas sustancias favorecedores del vigor y la estimulación de nuevas energías. Se suelen añadir en bebidas isotónicas y en geles energéticos, siempre con una advertencia para que el consumidor sea consciente de que las está tomando, ya que no todas llevan estimulantes por omisión. La libertad de tomarlas o no es tuya. No dan positivo en doping y no producen adicción física que se sepa. Sin embargo sí se ha comprobado que producen adicción psicológica, hasta el punto de no ser capaces de encarar una prueba deportiva sin tomarse «su dosis». Debo recordar aquí que nuestra Mente subconsciente en el deporte no discierne entre el bien o el mal, y es la responsable de la mayoría de nuestros comportamiento, y también debes saber que es Fuerza mental y deporte que analizados friamente serían imposible. Así pues, nunca desprecies ni minusvalores el poder del pensamiento del lado luminoso de la fuerza (Star Wars). Y como último consejo, no esperes al día de una competición o un evento deportivo importante para consumirlas. Hay personas a las que les siente maravillosamente, mientras que a otras les saca todo el organismo de punto. Consúmelas con moderación y sentido común, y te deseo tengas un Buen Pedaleo.

Adquirir bebidas energéticas: productos recomendados

Monster Energy, Bebida Energética, Lata de0,5 l para ponerte rápidamente en estado de alta energía
Science in Sport GO Electrolyte – Bebida energética (sabor a grosella negra, 500 g). Para energizar tu cuerpo y llevarlo al estado de alta energía a nivel físico.
NUTRI-SPORT – GEL LIMON+TAURINA 40GR N.SPO. Sin duda uno de los muchas ejemplos que podemos poner de producto para alimentación ciclista unido a la taurina que le añade ele efecto vigorizante y energético de las que gozan las bebidas energéticas. «Todo en uno».

Comparte con tus amigos «Como usar las bebidas energéticas» pulsando tu botón favorito.

Guardar
Compártenos con tus amigos:

Tags:

Categorised in:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.